×

Proteger nuestra piel

Tiempo de lectura 2 min.

Proteger nuestra piel de los rayos solares es muy importante.

Ya hemos hablado muchas veces de fotoprotectores solares y de proteger nuestra piel  pero nos gustaría recordaros  que la MASCARILLA NO ES UN FILTRO SOLAR. Y aunque nos protege de virus y bacterias los filtros solares traspasan a través de ella y podemos dañar nuestra piel.

Todo fotoprotector debe amoldarse al tipo de piel a quien vamos aplicarla, ya sea adulto o niño, cara o cuerpo. Según el tipo de pigmentación de ella sea oscura o clara. O incluso si hay algún tipo de patología previa como acné, atopia,dermatitis, rosácea….

Como coadyuvante a estos tratamientos Vía tópica ya sabéis que siempre podéiscomplementar con algún tratamiento vía oral, como Capsulas, que nos ayudaran a neutralizar la acción de la radiación solar ultravioleta y a la vez  previniendo y reparando el daño celular, causado por la luz visible e infrarroja desde el interior.  

CONSEJOS COMO ESCOGER BIEN TU FOTOPROTECTOR IDEAL DURANTE TODO EL AÑO

  • Sobre todo  muy importante niños menores de 6 meses evitar la exposición solar directa.

  • Si tienes algún tipo de patología previa escoger según la necesidad de tu piel.

  • Adultos y niños con una piel clara o sensible necesitarían un fotoprotector mineral mínimo SPF 30/SPF50 y textura crema para que los rayos solares no penetren ni un cm en la piel tan delicada a más de poder ver bien donde aplicas el producto.

  • Importante cada zona del cuerpo necesita una textura diferente.

-Facial: La piel es más fina y sensible y necesitara una textura más fluida, aunque dentro de ellos hay también diferentes formatos.  Como Crema para pieles más secas, fluidos o geles oil-free para pieles con tendencia a acné. Incluso hay algunos con coloración para disimular alguna imperfección y así poderlos utilizar los 365 días del año como tu base de maquillaje.

-Corporal: La piel es más gruesa y a diferencia de la piel facial texturas más gel o bruma es suficiente para una buena  protección. Recomendaremos gel-crema para pieles más blanquitas y más delicadas ya que nos cubrirán mejor todas zonas de la piel. En cambio los sprais transparentes se pueden reaplicar en mojado también  y las brumas son más cómodos, aunque son aptos para todo tipo de piel.

Aunque todo esto puede variar según también gustos y patologías.

  • Aplicar aproximadamente una media hora antes  de la exposición solar y reaplicar-lo tantas veces como sea necesario.
  • Tener cuidado si tomas alguna medicación si son fotosensibles.
  • Si tienes alguna cicatriz visible protégela con algún apósito o algún fotoprotector mas especifico.
  • Recuerda que el fotoprotector es el último paso después de tu rutina facial y corporal diaria.

Por ultimo recuerda que cualquier duda sobre el fotoprotector que deberías utilizar, en tu farmacia te pueden asesorar para cuidar tu piel todos los días del año.  Cuídala ella también tiene memoria.

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios