Hoy abierto: 08:30-22:00
Mañana abierto: 08:30-22:00

Presión baja en verano ¡Consejos para evitarla!

El verano está a punto de llegar y con él las temperaturas altas. Esta subida de temperaturas puede favorecer que los valores de presión arterial bajen debido a la vasodilatación producida por el calor para favorecer la pérdida de temperatura corporal.

La vasodilatación producida provoca que algunas zonas del cuerpo como el cerebro, corazón, riñones … reciban menos flujo de sangre y aparezcan síntomas como mareos, vértigos y nauseas, entre otros. Estos síntomas pueden ser más o menos importantes o graves incluso con pérdida de conocimiento.

Además, en verano es más habitual que permanezcas tiempo bajo el sol y si no tienes cuidado de ingerir la cantidad de agua que tu cuerpo necesita, podrías deshidratarte.  Esta deshidratación también puede facilitar la aparición de hipotensión. ¡Veamos cómo podemos evitarla este verano!

CONOZCÁMOS PRIMERO QUÉ ES LA PRESIÓN ARTERIAL

La presión arterial es la fuerza que la sangre hace contra las paredes de las arterias. El corazón bombea la sangre con cada latido, momento en el que ofrece la presión arterial máxima o sistólica. Cuando el corazón está en reposo, entre dos latidos se da la presión arterial mínima o diastólica.

La presión arterial sistólica óptima en adultos debe ser inferior a 120 mmHg y la presión arterial diastólica óptima en adultos debe ser inferior a 80 mmHg.

La presión arterial es un valor que varía durante el día y la noche ya que depende de si se realiza actividad o la persona se encuentra en reposo. La presión arterial será distinta al realizar un ejercicio intenso, en un momento de estrés o al relajarnos. Tomar determinadas sustancias afecta también a la presión arterial. Hay otros factores como la temperatura, humedad del ambiente y la altitud (la presión arterial sube en la montaña y baja a nivel del mar) que también afectan.

¿CÓMO EVITAR LA PRESIÓN BAJA EN VERANO?

No se puede determinar unos valores concretos a partir de los cuales todo el mundo estaría hipotenso. Con los mismos valores una persona puede tener síntomas y otra sentirse completamente bien.

Pero si sigues unos pequeños consejos, puedes ayudar a alejar esta presión baja de ti este verano.

  • No te expongas demasiadas horas al sol en verano. Evita saunas y las duchas con agua muy caliente.
  • Hidrátate suficientemente. Bebe mucha agua y más en verano que tendemos a perder más líquido a causa del calor.
  • No realices ejercicio intenso durante las horas de máxima calor.
  • Duerme con un cojín que eleve un poco la cabeza.
  • Evita cambios bruscos de posición, como levantarte de forma muy rápida cuando estés sentado o acostado.
  • No permanezcas mucho tiempo de pie sin moverte.
  • Sigue una alimentación muy equilibrada, evitando comidas muy copiosas.
  • Como medida de prevención se recomienda que te tomes la presión arterial de forma frecuente. Puede ser interesante disponer de un tensiómetro en casa.

Este verano no puierdas de vista estos consejos para evitar que tu presión baje y te impida disfrutar de las actividades propias de la estación.  

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios