Hoy abierto: 08:30-22:00
Mañana abierto: 08:30-22:00

Insomnio y sus consecuencias

Uno de los trastornos del sueño más habitual es el insomnio. El insomnio consiste en una disminución de la capacidad de dormir. Podemos hablar de diferentes tipos:

  • Insomnio de inicio: la persona tarda más de treinta minutos a dormir.
  • Insomnio de mantenimiento: en este caso la persona se despierta varias veces durante la noche y puede estar despierta más de treinta minutos. También puede ocurrir que la persona se despierte de manera precoz.

Se considera que es habitual y saludable dormir entre siete y diez horas.

La consecuencia de tener insomnio es que diversas áreas de la vida se pueden ver afectadas como el trabajo o la vida social.

Asimismo, el insomnio puede clasificarse según el tiempo de evolución. Puede ser temporal, si sólo dura unos días o unas semanas, o crónico si se produce durante meses o años.

CAUSAS DEL INSOMNIO
Las causas del insomnio pueden ser las siguientes:

  • Causas médicas. Puede ocurrir por problemas hormonales, neurológicos o digestivos. Además, la persona puede tener insomnio por tener dolores como ocurre con enfermedades como la fibromialgia o cefaleas. En el embarazo también puede producirse.
  • Cuando una persona tiene problemas de ansiedad, depresión o algún trastorno de personalidad, también tiende a dormir poco.
  • Causas externas. Son causas relacionadas con el ambiente y que influyen negativamente en el sueño como, por ejemplo, el abuso de sustancias o medicamentos, el ruido, el turno de trabajo, viajar continuamente ....
     

TIPOS DE INSOMNIO EN FUNCIÓN DE LAS CAUSAS
Según las causas, se puede hablar de diferentes tipos de insomnio:

Insomnio primario: cuando conocemos cuál es la causa del insomnio.
Insomnio psicofisiológico: la persona hace grandes esfuerzos para dormir, pero no es capaz. Puede ser por encontrarse inmersa en un cuadro de estrés o ansiedad importante.
Insomnio idiopático: cuando se origina en la infancia, posiblemente por una falta de hábito a la hora de dormir.

¿QUÉ HACER ANTE EL INSOMNIO?
Primero es básico ver cuál es la causa de este insomnio y por qué se está manteniendo en el tiempo. A veces la misma obsesión por dormir, los hábitos inadecuados e, incluso, los pensamientos negativos pueden perpetuar esta situación.

Hay que pensar que si es algo puntual, quizás pasará sin más. Por ejemplo, si es por tener un mal concreto o una preocupación, se sabe que cuando pase, el insomnio también, pero si por el contrario no se sabe cuál es la causa, o no es algo que pase con el tiempo, hay que consultar con profesionales

.

Insomnio

TRATAMIENTO DEL INSOMNIO

Hay que cumplir con una serie de hábitos que ayuden a conciliar el sueño, como por ejemplo:

  • No realizar actividades deportivas o con alta carga física o intelectual antes de ir a dormir. Hay que intentar estar lo más relajado posible.
  • Evitar dispositivos electrónicos como una tableta o el móvil.
  • No comer abundantemente y tampoco tomar bebidas excitantes como café o té.
  • Dormir siempre en la cama. Si no se puede en un plazo de quince minutos salir hasta que vuelva el sueño.
  • Mantener la habitación limpia, recogida, ventilada y con un buen olor, pero suave.
  • No hacer la siesta.
  • No realizar actividades en la cama, como leer, ver la TV o escuchar la radio.
  • No discutir ni pensar en problemas en la cama.
  • Irse a dormir aproximadamente siempre a la misma hora.
  • Realizar antes de dormir las mismas actividades, por ejemplo, ir al baño, lavarse o lavarse los dientes.

Los problemas de insomnio leves en la mayoría de los casos se suelen solucionar siguiendo estos consejos.

También es importante no automedicarse. Si se quiere tomar fármacos o algún producto para dormir, hay que consultar con tu farmacéutico, o tu médico. Estos expertos te ayudarán a encontrar la causa y te dirán si es recomendable tomar fármacos.

Si se pasa por momentos complicados, ya sea en el terreno laboral como personal, es importante acudir a un profesional que ayude a llevarlos y solucionarlos de la mejor manera. No sólo se acabará el problema de insomnio, sino que además la persona que lo padece será más feliz.

Si el insomnio se produce porque alguien está nervioso o agitado, puede ser muy interesante realizar algún tipo de relajación o respiraciones que le ayuden a tranquilizarse y, por tanto, será más fácil conciliar el sueño.

MELATONINA 
Una sustancia muy importante para conseguir dormir es la melatonina. Cuando esta se libera procedente de la glándula pineal en el cerebro, la persona comienza a relajarse, se siente tranquila y posteriormente se duerme.

La producción de la melatonina por la glándula pineal es inhibida por la luz, es decir, no se produce durante el día, al tiempo que es estimulada por la oscuridad.

Por eso es muy importante seguir el ciclo natural del sol para poderlo coger adecuadamente (luz durante el día, oscuridad para dormir).

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios