Hoy abierto: 08:30-22:00
Mañana abierto: 08:30-22:00

Consejos para utilizar tintes para el cabello

Si te apetece un cambio de look, lo más lógico es que estés pensando en probar tintes de cabello, alguno que favorezca tus facciones y tu tono de piel. Pero hay que tener en cuenta que cuando te tiñes, sobreexpones tu cabello a posibles agresiones. La plancha o un uso abusivo de productos no es el mejor plan para el pelo, y pueden hacer que tu bonito nuevo look se estropee de forma rápida. También la salud de tu pelo. Para evitar que esto pase, debes atacar el problema desde la raíz y darle cuidados diarios. Por eso, si intuyes que no le vas a poder dedicar su tiempo..., mejor no te tiñas.

A la hora de escoger, te aconsejamos que uses tintes de cabello de coloración de cabello natural, sin amoniaco (NH3). La mayoría de productos llevan este componente, cuya función es ayudar a aclarar el cabello; sin embargo, el amoniaco, además de desprender un fuerte olor, reseca el cabello y puede producir alergias en algunas personas, especialmente si se tiene un contacto continuo. Ten en cuenta que el amoniaco se usa como ingrediente en la industria desde hace un siglo, la henna, desde la Edad de Bronce.

tintes para el cabello

LA IMPORTANCIA DE HIDRATAR EL CABELLO

Una vez teñida notarás tu cabello más seco. Suelen percatarse sobre todo las personas con cabello graso, pero la sequedad no es un buen signo para la salud. De hecho, suele ser recomendable combatir la sequedad desde el primer día. Y para ello dispones de mascarillas hidratantes, que aportan parte de los nutrientes perdidos durante el proceso de teñido.

Es importante nutrir y cuidar el cabello con productos especialmente pensados para tintes de cabello. Éstos aportan un plus de hidratación, y no sólo hacen que luzca brillante, sino que potencian el color y hacen el tinte más resistente. Vale la pena que dure, además, porque se recomienda no teñirse con una frecuencia inferior a 6 semanas. De lo contrario, estarás sometiendo a tu pelo a demasiados agentes químicos, lo que puede estropearlo.

El acondicionador va a ser un must de uso diario contra la sequedad. Aplícalo después de haber lavado el pelo, déjalo actuar en mojado y, para optimizar resultados, espera unos 5 minutos antes de aclarar.

Además, para una hidratación extra puedes usar mascarilla un par de veces por semana, que, a diferencia del acondicionador, no tiene límite de tiempo para su aplicación. Tómatelo con calma y aprovecha para hacer otras cosas mientras la tengas puesta.

Otro buen aliado contra el cabello reseco debido a los tintes es el sérum para el pelo. Al igual que el sérum facial, concentra muchos ingredientes activos que están indicados para reparar el cabello dañado por efecto del calor o las planchas, hidratarlo desde el interior y hacer que luzca mucho más saludable, suave y bonito.

También está indicado para acabar de dar la forma que te gusta al peinado y prevenir el encrespamiento, o frizz, la carga estática concentrada en la fibra capilar que hace que tu pelo se vuelva desordenado y rebelde.

El sérum es una base un tanto aceitosa que se presenta en formato líquido o con una textura cremosa. Sea cual sea, ten cuidado con la cantidad, porque si te pasas, el cabello te quedaría demasiado grasoso y hasta apelmazado. Básicamente, hay dos formas de aplicarlo. Una, en seco, extendiendo el producto desde la mitad del cabello hacia las puntas, al final del peinado; otra, con el pelo húmedo, después de lavarlo, dejando que el cabello absorba el producto por completo.

Escribe un comentario

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la Política de Privacidad de Google y los Términos de Servicio.
*Campos obligatorios